Mi MuSiCa

ESPERO QUE OS GUSTE


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

I WALK ALONE

Bienvenid@s a mi blog

martes, 8 de junio de 2010

ALIMENTOS BOCIOGENOS

ALIMENTOS BOCIOGENOS



Es bien conocido que ciertos alimentos promueven la formación de bocio debido a diferentes causas.
Diferentes compuestos del tipo glucosinolato, tiocianato e isotiocianato son promotores del bocio.
Su acción se debe a que inhiben la disponibilidad del yodo para la glándula tiroides causando hipotiroidismo. Estos compuestos se encuentran en plantas crucíferas y especialmente en sus semillas (mostaza, col, nabo, colecitas de bruselas, coliflor, repollo, brocoli etc.). En mucha menor medida se encuentran también en espinacas, zanahorias, rábanos...La toxicidad de los glucósidos disminuye considerablemente tras la cocción de este tipo de alimentos y eliminación del caldo, por ello es recomendable no consumirlos en crudo en gran cantidad si existe riesgo de bocio.
Las nueces, los piñones, los cacahuetes y especialmente la soja y sus derivados tienen una potente acción antitiroidea, ésta se debe a la presencia de tiocianatos y también a que aumentan la excreción fecal de tiroxina, de hecho la soja y sus derivados están contraindicados en el tratamiento del hipotiroidismo, ya que requerirían un reajuste de dosis para poder ser consumidos por pacientes tratados con levotiroxina.
Los porotos de soja, incluso tras ser procesados, tienen propiedades antitiroideas. Las isoflavonas estrogénicas (en particular los pigmentos de la planta) presentes en la soja - la genistina y la daidzeína - tienen mucha fama de ser beneficiosos para la salud, lo que no se da a conocer es que son agentes anti-tiroides. Las personas que consumen productos de soja regularmente (tal como se recomienda actualmente) pueden sufrir diversos desequilibrios de la tiroides. Los estudios con animales vinculan a las isoflavonas de la soja con los problemas de tiroides, incluído bocio.
Aparte de su efecto favorecedor de la excreción de tiroxina, se ha asociado más recientemente el consumo de soja con enfermedades de tipo autoinmune tales como la tiroiditis de Hashimoto.
En el agua de bebida se ha observado acción antitiroidea cuando está contaminada con E. coli y compuestos orgánicos que contienen sulfuro; también con carbonatos y sulfatos de calcio y magnesio, flúor, piritas de hierro y cobre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada